Detener la Terapia de Reemplazo Hormonal y su relación a muerte cardiovascular

Stopping-Hormone-Therapy-Linked-to-Cardiovascular-Death

LAS VEGAS — En el primer año después de que una mujer postmenopáusica suspende el tratamiento de reemplazo hormonal, el riesgo de mortalidad cardiovascular es más elevado al que si hubiera continuado con el tratamiento, de acuerdo a un estudio observacional.

Los lineamientos de la terapia de reemplazo hormonal para mujeres postmenopáusicas recomiendan la dosis más baja por el período más corto. “Esto ha llevado a la práctica clínica de sacar a las mujeres de su terapia hormonal anualmente o cada dos años”, dijo el autor líder Dr. Tomi Mikkola, de la Universidad de Helsinki.

Pero de dicho estudio surgen preguntas acerca de dicha práctica, asegura al Medscape Medical News.

En mujeres de 50 a 60 años de edad “claramente vemos” que”hace más daño que bien”, reportó. “Si las mujeres son de por sí sanas, podrían continuar su tratamiento hormonal tanto como se les plazca”.

El Dr. Mikkola presentó los resultados, los cuales fueron publicados simultáneamente en el Journal of Clinial Endocrinology and Metabolism, en una sesión plenaria aquí en la reunión anual de la North American Menopause Society 2015. La sesión fue parcialmente patrocinada por Pfizer.

El Dr. Mikkola y sus colegas identificaron a 332,202 mujeres que suspendieron su terapia de reemplazo hormonal de 1992 a 2009 de dos registros finlandeses: el Medical Reimbursment Center y el Causes of Death Register. En el estudio, la exposición a la terapia hormonal fue de 6.2 años, y el seguimiento después de suspender el tratamiento fue de 5.5 años. En dicho período, hubo 5,129 muertes relacionadas a problemas cardiovasculares o embolias. En el primer año después de suspender el tratamiento, el riesgo de muerte cardíaca fue significativamente más alta en las mujeres que suspendieron que en la población estándar. Sin embargo, después de un año el riesgo fue más bajo.

Similarmente, el riesgo de muerte por EVC en el primer año es mayor en mujeres que suspendieron el tratamiento que en la población estandar.

Un cambio de paradigmas.

Adicionalmente, la mortalidad cardíaca fue mayor para las que suspendieron el tratamiento que para aquellas que continuaron en su tratamiento habitual, así como para el riesgo de EVC.

“A mi parecer, tenemos que crear un cambio de actitudes, primero en ginecólogos y médicos generales y eventualmente con cardiólogos”, dijo el Dr. Mikkola.

Creo que los cardiólogos lo negarán y serán altamente resistentes a aceptarlo.

“Esta información es irrefutable y consistente que la terapia hormonal reduce mortalidad, y el mensaje es: si te detienes, te mueres”, dijo el Dr. Howard Hodis, del centro de investigación de arterioesclerosis en la Universidad de California en Los Ángeles, que no estuvo involucrado en el estudio.

“Esta es otra pieza, otro paso hacia adelante, y vamos a tener que cambiar cómo observamos las cosas” le dijo al Medscape Medical News. “Creo que los cardiólogos lo negarán y serán altamente resistentes a aceptarlo”.

Una limitación importante del estudio es que la conformidad se limitó a tener tratamientos para tres meses. El Dr. Mikkola aceptó que no era posible saber si la mujer llenó sus tres meses de tratamiento y después suspendió su tratamiento por síntomas cardiovasculares.

Los Comentarios están cerrados.