¿Por qué usar pellets en lugar de otro tratamiento bio-idéntico?

por que

La pérdida del balance hormonal en el climaterio y en la menopausia, determina una pérdida progresiva de la densidad ósea y más rápidamente durante los primeros cinco años de este desbalance, que lleva a la pérdida de la estructura de los huesos y articulaciones, así como de tendones y músculos.

Las vértebras desarrollan microfracturas, usualmente sin dolor, y las mujeres pierden estatura y sus columnas se encorvan. Estas deformidades son irreversibles, debilitantes y desmoralizantes. Además, son innecesarias, ya que la terapia de reemplazo hormonal mantiene la densidad ósea. Se han medido incrementos frecuentes en densidad ósea, aún en mujeres en su novena década de vida, utilizando hormonas bio-idénticas en combinación con ejercicio, cambios en alimentación, y suplementos como calcio, magnesio, estroncio, vitamina D y vitamina K. Muchos médicos recomiendan bisfosfonatos, los cuales son conocidos por causar problemas como inflamación, dolor abdominal y destrucción de quijada, especialmente en pacientes con enfermedad periodontal o que están en algún procedimiento dental. Además, se cuestiona si la calidad de hueso producida por bisfosfonatos puede ser defectuosa, y que conlleve a un mayor riesgo de fractura. Se sabe que ya se puede aumentar la densidad ósea de la mujer sin utilizar bisfosfonatos.

La pérdida de estrógeno logra síntomas como atrofia, así como adelgazamiento y arrugas en la piel. Esto hace que las mujeres ganen años y pierdan un look joven. El tratamiento de remplazo hormonal ayuda a prevenir y reducir dichos cambios. El colágeno es el principal componente estructural de la piel, y el 30% del colágeno perdido en piel se pierde durante los primeros cinco años de la menopausia

Los Comentarios están cerrados.